Archive Category: Prostitucion en cuba

Sexo con prostituta mujeres caidas prostitutas legales y clandestinas en el franquismo

sexo con prostituta mujeres caidas prostitutas legales y clandestinas en el franquismo

Nacida en Madrid en , empezó a publicar libros con 18 años. Su matrimonio duró poco: Aunque casi desconocido, Ramón Serrano Vicéns fue el mayor estudioso de la sexualidad femenina durante el franquismo. Entre y estudió a casi 1. Serrano no pudo publicar un libro con sus estudios hasta Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Consulta los casos en los que 20minutos. Consulta el tiempo en Las bases de Podemos tienen hasta el domingo para decidir el futuro de Iglesias y Montero.

Un Real Madrid de leyenda: Morgan Freeman pide perdón a las ocho mujeres que le acusan de acoso. Ciudadanos exige a Rajoy adelantar elecciones y al PSOE retirar su moción de censura porque no van apoyarla. Victoria Federica, abucheada en Las Ventas al colarse para ver los toros Muere el youtuber TotalBiscuit a los 33 años Real Madrid vs Liverpool Directo: Final de Champions League Ciudadanos le echa un órdago a Rajoy: La Policía realiza una redada en sedes de la Generalitat por el desvío de 10 millones para financiar el 'procés' Pablo Iglesias e Irene Montero reforman su chalet en plena consulta entre las bases de Podemos Seis jóvenes se enfrentan a 4 años de prisión por rehabilitar Fraguas, una aldea desahabitada de la sierra de Guadalajara Iglesias, tras la sentencia de Gürtel: El 'Bild' publica una foto de una turista desnuda en Mallorca: Investigan abusos sexuales a las temporeras de la fresa en Huelva: Condena del caso Gürtel: El Gobierno afirma que los hechos no le "afectan en modo alguno" La tensión por la retirada de lazos amarillos llega al Parlament y Torrent suspende el pleno La Fiscalía pide orden de busca y captura nacional e internacional para Valtonyc Morgan Freeman, denunciado por acoso por ocho mujeres: Edición España México Estados Unidos.

La mujer en el franquismo: Esto provocó que miles de mujeres no tuvieran otro recurso de supervivencia que su propio cuerpo. La prostitución volvió a ser una actividad reglamentada: Esta vuelta a la prostitución reglada tiene un paralelismo cronológico, probablemente no casual, con lo que ocurrió en la Alemania nazi. Las medidas de control se revelaron insuficientes: La prostitución ya no se limitaba a los prostíbulos, donde las mujeres eran controladas por la Policía, ahora estaba en todas partes.

Esta situación era insostenible para las autoridades. Por si fuera poco, la situación hizo sonar las alarmas en los organismos sanitarios, ante la masiva diseminación de enfermedades de transmisión sexual Cordero, ; Polo, Había que poner orden, y se decidió detener y recluir a las prostitutas que se considerara conveniente para mantener el ejercicio de la prostitución dentro de límites aceptables.

Para conseguir este objetivo, las autoridades se dotaron en de un triple dispositivo: Aquí también puede detectarse un paralelismo con lo establecido en Alemania. El decreto que reguló allí la prostitución contemplaba también la Vorbeugungshaft, detención preventiva para las prostitutas incontroladas Roos, El 20 de noviembre de el Boletín Oficial del Estado publicaba dos decretos firmados por Franco: En el segundo pp.

El Patronato, con diversos nombres y funciones, había existido desde hasta , cuando fue disuelto por el gobierno republicano y sus funciones encargadas al Consejo Superior de Protección de Menores. A lo largo de todos estos años, su función esencial había sido la lucha contra la "trata de blancas". En la junta directiva del nuevo Patronato se incluía, entre otros, al obispo de Madrid, a una representante de la sección femenina de Falange, al general jefe de la región militar de Madrid y a diversas autoridades judiciales, policiales y penitenciarias.

El decreto establecía diez facultades atribuidas al Patronato. La realmente operativa era la cuarta: Esto es, a partir de ese momento cualquier menor de edad sospechosa de ejercer la prostitución podía ser internada a propuesta de jueces, policías o incluso simples particulares. El segundo decreto publicado aquel 20 de noviembre de creaba las Prisiones Especiales para Regeneración y Reforma de Mujeres Extraviadas, posteriormente conocidas como "prisiones para mujeres caídas".

Ambos decretos compartían un hilo argumental esencial. Las autoridades no se enfrentaban a un problema social o económico, sino de conducta moral desviada. El problema no era la prostitución, sino la prostituta. Un grupo de especialistas en Higiene Mental se destacaron por su diligencia en justificar y confirmar la exactitud de este punto de vista. Durante la I guerra mundial, entró en contacto en Berlín con figuras de la psiquiatría alemana como Gruhle, Schwalb y Kraepelin.

Al estallar la guerra civil, era profesor de psiquiatría en la Academia de Sanidad Militar. Vallejo se evadió de la zona republicana y se unió al ejército rebelde. La visión biotipológica de la personalidad, propuesta por Kretschmer en su obra de Körperbau und Charakter: La presencia de estos tipos predispondría al sujeto a su vez a padecer trastornos esquizofrénicos, epilépticos o maniaco-depresivos, respectivamente.

Kretschmer, como otros muchos colegas en la época, creía en la transcendencia criminológica y social de las teorías organicistas. En Hysteria , por ejemplo, comentaba que en ciertos grupos de individuos se constata la ausencia de funciones psíquicas superiores: Sirvan como ejemplo los trabajos de Helene Friderike Stelzner, una de las primeras mujeres psiquiatras en Alemania, doctora por la Universidad de Halle y la primera mujer admitida en el Berlín Charité , , Lo que la biotipología kretschmeriana aportaba era un recurso adicional para el desarrollo de la biopsicología criminal "preventiva", que tan ligada estaría al pensamiento nazi.

Durante los años 30, Vallejo promocionó en España una versión personal de la eugenesia, tratando de reconciliar las doctrinas alemanas de higiene racial Proctor, ; Weindling, con los preceptos de la doctrina moral católica. Vallejo rechazaba las propuestas de intervención eugenésica negativa, que habían florecido en España desde principios del siglo XX en la obra de autores como Madrazo o Aguado Por el contrario, él propugnaba la eugamia, una política eugenésica implementada mediante una orientación prematrimonial fundamentada en la evaluación biopsicológica.

Vallejo definía la eugamia como: Vallejo admiraba los progresos de los geneticistas alemanes y citaba elogiosamente las obras de Dubitscher, Luxemburger o Stumpfl, incluidas en el manual de Gütt Sin embargo, tenía un especial interés en distanciarse de la eugenesia alemana y dejar clara la ortodoxia católica de su eugamia:. Nuestro concepto de la Eugamia la separa clarísimamente de la Eugenesia, pues considera la faceta psíquica de la personalidad en la elección de cónyuge, para que de los cruzamientos resulten genotipos de las mejores cualidades.

Representa la Eugamia una rama y un perfeccionamiento de la Eugenesia positiva, permitida y aconsejada por la moral católica La Eugenesia selecciona los genotipos desde puntos de vista biológicos, con la sola finalidad de impedir la transmisión de tachas hereditarias.

La Eugamia establece reglas para que la selección caracteriológica de los novios no se haga al azar y ciegamente y en tal manera que transmitan a la prole las cualidades caracteriológicas convenientes a la prosperidad social de padres e hijos". Vallejo, en definitiva, respetaba la doctrina católica sobre la libertad matrimonial, aunque sin renunciar a la intervención del especialista en biopsicología: Una de las investigaciones desarrolladas por el Gabinete de Vallejo nos interesa especialmente aquí, porque se centró en la personalidad de las mujeres presas.

Se titulaba Psiquismo del Fanatismo Marxista. En la introducción se puede leer este texto que nos da idea de su visión de la psicología femenina:. Suele observarse que las mujeres lanzadas a la política no lo hacen arrastradas por sus ideas, sino por sus sentimientos, que alcanzan proporciones inmoderadas o incluso patológicas debido a la irritabilidad propia de la personalidad femenina.

Para entender su idea de la prostituta hay que partir de su concepto general de la psicología sexual femenina:. Esto es, el sexo es casi una penosa obligación para la mujer normal. De ahí la necesidad de una explicación psicopatológica de la prostituta:. Ha podido observarse la escasa intervención que tienen la pobreza, el alcoholismo de los padres, los malos tratos de la madrastra, las seducciones, etc. Las prostitutas lo son desde que nacen: Hemos de recordar que achacar los males de España a una "conspiración judeo-masónica" fue uno de los recursos argumentales favoritos de Franco Preston, En la guerra civil había terminado, Franco gobernaba y la prostitución seguía creciendo.

Vallejo insiste en su diagnóstico en el artículo Higiene mental en las grandes urbes Demuestran investigaciones cuidadosamente practicadas que la necesidad sexual impulsa a la mujer al acto carnal solamente en el 3 por ciento de los casos.

El erotismo femenino se despierta casi siempre por influencias ambientales. En definitiva, las prisiones especiales para mujeres caídas eran la respuesta científica correcta al problema de la prostitución desde los puntos de vista psicológico y pedagógico.

La opinión de Vallejo era trascendental para sentar la doctrina oficial sobre la cuestión. Vallejo se jubiló en y mantuvo esta posición hasta el final. Así, en la edición de de su Tratado de Psiquiatría se reserva para las prostitutas congénitas un apartado dentro del capítulo sobre los psicópatas instintivos sexuales:.

Entre las prostitutas existe elevado porcentaje de oligofrénicas, cuya incontinencia sexual débese directamente a la deficiencia mental, que impide se interpongan las necesarias inhibiciones a las sugestiones ambientales. Vallejo fue el protector e inspirador teórico del grupo, sus colaboradores Martínez y Echalecu fueron los encargados de buscar la evidencia empírica que confirmara sus tesis.

Eduardo Martínez Martínez firmaba Eduardo M. Martínez era miembro del cuerpo médico de prisiones. Martínez se jubiló en , tras habérsele concedido en la medalla de oro al mérito penitenciario. El estudio de la personalidad biopsíquica de la mujer caída implica consideraciones etiológicas de orden endógeno, distintas de aquellas de abolengo externo o ambiental.

Pero la prostituta, antes que prostituta, es mujer. Martínez considera que este tipo de investigaciones hay que desarrollarlo sin perder de vista la psicología femenina de base: De afectividad quebradiza y pueril, habitualmente cobardes, crueles, violentas con los débiles, atormentadoras de los animales, eróticas propensas a la bestialidad Se trata de tres mujeres acusadas de simpatizar con la causa republicana: Martínez les adjudica la condición de prostitutas, aunque una de ellas lo niega explícitamente y la otra no era sino criada de un prostíbulo.

Los test aplicados fueron los de Neymann-Kohlstedt, Yerkes y Binet-Bobertag, junto a pruebas complementarias de percepción, atención, memoria e ideación. Los resultados son bastante semejantes: La detenida, que niega rotundamente dedicarse a la prostitución, es descrita por Martínez de "barragana de la milicianada en la época roja" p.

Martínez publicó ese mismo año un segundo trabajo con el mismo título Martínez, b. En la introducción insiste en la relación entre anormalidad psicológica de la mujer y prostitución. Una de ellas es encuadrada por el autor en el perfil que ya conocemos: Le sentaba bien el mono, el correaje y el rojo pañuelo al cuello; un caso de feminismo libertario sexual y narcisista" p. Las conclusiones de Martínez sobre estos casos son categóricas: El estudio recogió datos sobre los siguientes aspectos: Conviene recordar aquí que Martínez participaba asiduamente en las tareas de la Escuela de Estudios Penitenciarios.

Echalecu fue un psiquiatra de trayectoria profesional muy peculiar. Simple funcionario de prisiones, estudiante de medicina en , la guerra civil cambiaría para siempre su vida. En sumaba a este cargo, entre otros, el de director de los servicios médicos del Patronato de Protección a la Mujer y neuropsiquiatra de la Dirección General de Seguridad DGS , la policía franquista. Echalecu realizó una investigación sobre la psicología de las prostitutas aprovechando su cargo en el Patronato de Protección a la Mujer.

Esta investigación fue publicada dos veces, con dos títulos distintos y ligeras modificaciones de contenido Echalecu y Canino, a, y glosada por el autor en varias de sus obras Echalecu y Canino, b, , Los sujetos fueron prostitutas internadas en los Reformatorios del Patronato de Protección a la Mujer, de 10 a 23 años y con una media de años. Desde el punto de vista psicológico, destacan los siguientes datos, que transcribimos, inconsistencias aritméticas incluidas. Los datos le sugieren a Echalecu una serie de reflexiones:.

Probablemente estas anomalías mentales son causas que influyen de una manera decisiva en la prostitución con los otros factores analizados: En este grupo, y en el resto de las internadas, se acusan de modo notable Echalecu no negaba la influencia adicional de los condicionantes sociales, económicos, educativos, etc. Lo primero que sugiere es la eliminación física de los considerados inferiores, pero "El eliminar a los inferiores, el extirparlos una moral católica y cristiana, no lo puede admitir" p.

Hay otra alternativa, pero inviable económicamente: Ante tanta limitación termina sugiriendo la eugenesia: En los textos dedicados a sus alumnos de la Escuela General de Policía b, expuso nuevamente su investigación, añadiendo observaciones sobre la trascendencia criminal de la prostitución: Finalmente, en su texto Psicopatología , publicado por el propio Patronato de Protección a la Mujer, Echalecu reitera sus tesis y comenta con orgullo que sus investigaciones habían llegado a conocimiento del genetista danés Tage Kemp.

Recordemos aquí que Kemp era el autor de Prostitution: Kemp mantuvo siempre una actitud de calculada ambigüedad frente a la política racial nacionalsocialista y, de hecho, intercedió tras la guerra mundial por el Dr.

La postguerra hizo aflorar con virulencia las tensiones y contradicciones que el fenómeno de la prostitución planteaba a las autoridades franquistas.

Edición reservada y destinada exclusivamente a las autoridades pone de manifiesto estas contradicciones con singular claridad. En principio reconoce el Patronato que la mayor parte de sus informantes identifican entre las causas del aumento de la prostitución: Sin embargo, los autores del informe debían ser plenamente conscientes de que estas duras conclusiones suponían un alegato implícito contra el discurso oficial acerca de la armoniosa y cristiana España de Franco, por lo que decidieron dejar abierta la otra interpretación que manejaba el régimen:.

Hay miles de jóvenes y mujeres que incluso pasan hambre sin llegar a caer en el lodazal de su perdición, y hay, en cambio, muchachas de buena posición Se trataba de un problema psicológico y de pedagogía moral. Se trataba de una cuestión de higiene mental. Y por tanto había que recurrir a los especialistas del ramo.

El régimen franquista contó siempre con profesionales de la psicología dispuestos a proporcionar una cobertura científica para sus intervenciones político-sociales. En la política penitenciaria la inspiración psicopatológica estuvo siempre presente Huertas, , El Decreto de 6 de noviembre de BOE XI establecía como fines de estos establecimientos los "de reforma y de regeneración moral y física de las reclusas" p.

Dado que el supuesto objetivo de las prisiones especiales era la regeneración moral, resultaba sumamente conveniente contar con datos científicos que avalaran la anormalidad psicológica de las internas, que haría necesaria la intervención.

Este aval científico lo proporcionaron tres especialistas: Cada uno de ellos estaba situado en un puesto clave: El círculo se cerraba. Por supuesto, la idea de la prostituta como psicópata congénita no era nueva.

sexo con prostituta mujeres caidas prostitutas legales y clandestinas en el franquismo

Sexo con prostituta mujeres caidas prostitutas legales y clandestinas en el franquismo -

Investigan abusos sexuales a las temporeras de la fresa en Huelva: La biopolítica en la España franquista. Nacida en Madrid enempezó a publicar libros con 18 años.

Burdeles, casas de tolerancia, casas de citas, meublés Hasta , la prostitución era legal en España. En los lugares nombrados las mujeres podían prostituirse y eran sometidas a controles sanitarios y policiales. No era legal, en cambio, la prostitución callejera, reprimida y perseguida con dureza. Como explica Osborne, esa confusa situación cambió en , cuando la prostitución pasó a ser alegal. Una situación similar a la actual", afirma.

Nacida en Madrid en , empezó a publicar libros con 18 años. Su matrimonio duró poco: Aunque casi desconocido, Ramón Serrano Vicéns fue el mayor estudioso de la sexualidad femenina durante el franquismo. Entre y estudió a casi 1. Serrano no pudo publicar un libro con sus estudios hasta Hemos bloqueado los comentarios de este contenido.

Consulta los casos en los que 20minutos. Consulta el tiempo en Las bases de Podemos tienen hasta el domingo para decidir el futuro de Iglesias y Montero. Un Real Madrid de leyenda: Morgan Freeman pide perdón a las ocho mujeres que le acusan de acoso. Ciudadanos exige a Rajoy adelantar elecciones y al PSOE retirar su moción de censura porque no van apoyarla. Victoria Federica, abucheada en Las Ventas al colarse para ver los toros Muere el youtuber TotalBiscuit a los 33 años Real Madrid vs Liverpool Directo: Final de Champions League Ciudadanos le echa un órdago a Rajoy: La Policía realiza una redada en sedes de la Generalitat por el desvío de 10 millones para financiar el 'procés' Pablo Iglesias e Irene Montero reforman su chalet en plena consulta entre las bases de Podemos Seis jóvenes se enfrentan a 4 años de prisión por rehabilitar Fraguas, una aldea desahabitada de la sierra de Guadalajara Iglesias, tras la sentencia de Gürtel: El 'Bild' publica una foto de una turista desnuda en Mallorca: Investigan abusos sexuales a las temporeras de la fresa en Huelva: Condena del caso Gürtel: Vallejo se evadió de la zona republicana y se unió al ejército rebelde.

La visión biotipológica de la personalidad, propuesta por Kretschmer en su obra de Körperbau und Charakter: La presencia de estos tipos predispondría al sujeto a su vez a padecer trastornos esquizofrénicos, epilépticos o maniaco-depresivos, respectivamente.

Kretschmer, como otros muchos colegas en la época, creía en la transcendencia criminológica y social de las teorías organicistas. En Hysteria , por ejemplo, comentaba que en ciertos grupos de individuos se constata la ausencia de funciones psíquicas superiores: Sirvan como ejemplo los trabajos de Helene Friderike Stelzner, una de las primeras mujeres psiquiatras en Alemania, doctora por la Universidad de Halle y la primera mujer admitida en el Berlín Charité , , Lo que la biotipología kretschmeriana aportaba era un recurso adicional para el desarrollo de la biopsicología criminal "preventiva", que tan ligada estaría al pensamiento nazi.

Durante los años 30, Vallejo promocionó en España una versión personal de la eugenesia, tratando de reconciliar las doctrinas alemanas de higiene racial Proctor, ; Weindling, con los preceptos de la doctrina moral católica.

Vallejo rechazaba las propuestas de intervención eugenésica negativa, que habían florecido en España desde principios del siglo XX en la obra de autores como Madrazo o Aguado Por el contrario, él propugnaba la eugamia, una política eugenésica implementada mediante una orientación prematrimonial fundamentada en la evaluación biopsicológica.

Vallejo definía la eugamia como: Vallejo admiraba los progresos de los geneticistas alemanes y citaba elogiosamente las obras de Dubitscher, Luxemburger o Stumpfl, incluidas en el manual de Gütt Sin embargo, tenía un especial interés en distanciarse de la eugenesia alemana y dejar clara la ortodoxia católica de su eugamia:. Nuestro concepto de la Eugamia la separa clarísimamente de la Eugenesia, pues considera la faceta psíquica de la personalidad en la elección de cónyuge, para que de los cruzamientos resulten genotipos de las mejores cualidades.

Representa la Eugamia una rama y un perfeccionamiento de la Eugenesia positiva, permitida y aconsejada por la moral católica La Eugenesia selecciona los genotipos desde puntos de vista biológicos, con la sola finalidad de impedir la transmisión de tachas hereditarias.

La Eugamia establece reglas para que la selección caracteriológica de los novios no se haga al azar y ciegamente y en tal manera que transmitan a la prole las cualidades caracteriológicas convenientes a la prosperidad social de padres e hijos". Vallejo, en definitiva, respetaba la doctrina católica sobre la libertad matrimonial, aunque sin renunciar a la intervención del especialista en biopsicología: Una de las investigaciones desarrolladas por el Gabinete de Vallejo nos interesa especialmente aquí, porque se centró en la personalidad de las mujeres presas.

Se titulaba Psiquismo del Fanatismo Marxista. En la introducción se puede leer este texto que nos da idea de su visión de la psicología femenina:.

Suele observarse que las mujeres lanzadas a la política no lo hacen arrastradas por sus ideas, sino por sus sentimientos, que alcanzan proporciones inmoderadas o incluso patológicas debido a la irritabilidad propia de la personalidad femenina.

Para entender su idea de la prostituta hay que partir de su concepto general de la psicología sexual femenina:. Esto es, el sexo es casi una penosa obligación para la mujer normal. De ahí la necesidad de una explicación psicopatológica de la prostituta:. Ha podido observarse la escasa intervención que tienen la pobreza, el alcoholismo de los padres, los malos tratos de la madrastra, las seducciones, etc.

Las prostitutas lo son desde que nacen: Hemos de recordar que achacar los males de España a una "conspiración judeo-masónica" fue uno de los recursos argumentales favoritos de Franco Preston, En la guerra civil había terminado, Franco gobernaba y la prostitución seguía creciendo. Vallejo insiste en su diagnóstico en el artículo Higiene mental en las grandes urbes Demuestran investigaciones cuidadosamente practicadas que la necesidad sexual impulsa a la mujer al acto carnal solamente en el 3 por ciento de los casos.

El erotismo femenino se despierta casi siempre por influencias ambientales. En definitiva, las prisiones especiales para mujeres caídas eran la respuesta científica correcta al problema de la prostitución desde los puntos de vista psicológico y pedagógico. La opinión de Vallejo era trascendental para sentar la doctrina oficial sobre la cuestión. Vallejo se jubiló en y mantuvo esta posición hasta el final. Así, en la edición de de su Tratado de Psiquiatría se reserva para las prostitutas congénitas un apartado dentro del capítulo sobre los psicópatas instintivos sexuales:.

Entre las prostitutas existe elevado porcentaje de oligofrénicas, cuya incontinencia sexual débese directamente a la deficiencia mental, que impide se interpongan las necesarias inhibiciones a las sugestiones ambientales. Vallejo fue el protector e inspirador teórico del grupo, sus colaboradores Martínez y Echalecu fueron los encargados de buscar la evidencia empírica que confirmara sus tesis.

Eduardo Martínez Martínez firmaba Eduardo M. Martínez era miembro del cuerpo médico de prisiones. Martínez se jubiló en , tras habérsele concedido en la medalla de oro al mérito penitenciario. El estudio de la personalidad biopsíquica de la mujer caída implica consideraciones etiológicas de orden endógeno, distintas de aquellas de abolengo externo o ambiental.

Pero la prostituta, antes que prostituta, es mujer. Martínez considera que este tipo de investigaciones hay que desarrollarlo sin perder de vista la psicología femenina de base: De afectividad quebradiza y pueril, habitualmente cobardes, crueles, violentas con los débiles, atormentadoras de los animales, eróticas propensas a la bestialidad Se trata de tres mujeres acusadas de simpatizar con la causa republicana: Martínez les adjudica la condición de prostitutas, aunque una de ellas lo niega explícitamente y la otra no era sino criada de un prostíbulo.

Los test aplicados fueron los de Neymann-Kohlstedt, Yerkes y Binet-Bobertag, junto a pruebas complementarias de percepción, atención, memoria e ideación. Los resultados son bastante semejantes: La detenida, que niega rotundamente dedicarse a la prostitución, es descrita por Martínez de "barragana de la milicianada en la época roja" p. Martínez publicó ese mismo año un segundo trabajo con el mismo título Martínez, b. En la introducción insiste en la relación entre anormalidad psicológica de la mujer y prostitución.

Una de ellas es encuadrada por el autor en el perfil que ya conocemos: Le sentaba bien el mono, el correaje y el rojo pañuelo al cuello; un caso de feminismo libertario sexual y narcisista" p. Las conclusiones de Martínez sobre estos casos son categóricas: El estudio recogió datos sobre los siguientes aspectos: Conviene recordar aquí que Martínez participaba asiduamente en las tareas de la Escuela de Estudios Penitenciarios.

Echalecu fue un psiquiatra de trayectoria profesional muy peculiar. Simple funcionario de prisiones, estudiante de medicina en , la guerra civil cambiaría para siempre su vida. En sumaba a este cargo, entre otros, el de director de los servicios médicos del Patronato de Protección a la Mujer y neuropsiquiatra de la Dirección General de Seguridad DGS , la policía franquista.

Echalecu realizó una investigación sobre la psicología de las prostitutas aprovechando su cargo en el Patronato de Protección a la Mujer. Esta investigación fue publicada dos veces, con dos títulos distintos y ligeras modificaciones de contenido Echalecu y Canino, a, y glosada por el autor en varias de sus obras Echalecu y Canino, b, , Los sujetos fueron prostitutas internadas en los Reformatorios del Patronato de Protección a la Mujer, de 10 a 23 años y con una media de años.

Desde el punto de vista psicológico, destacan los siguientes datos, que transcribimos, inconsistencias aritméticas incluidas. Los datos le sugieren a Echalecu una serie de reflexiones:. Probablemente estas anomalías mentales son causas que influyen de una manera decisiva en la prostitución con los otros factores analizados: En este grupo, y en el resto de las internadas, se acusan de modo notable Echalecu no negaba la influencia adicional de los condicionantes sociales, económicos, educativos, etc.

Lo primero que sugiere es la eliminación física de los considerados inferiores, pero "El eliminar a los inferiores, el extirparlos una moral católica y cristiana, no lo puede admitir" p. Hay otra alternativa, pero inviable económicamente: Ante tanta limitación termina sugiriendo la eugenesia: En los textos dedicados a sus alumnos de la Escuela General de Policía b, expuso nuevamente su investigación, añadiendo observaciones sobre la trascendencia criminal de la prostitución: Finalmente, en su texto Psicopatología , publicado por el propio Patronato de Protección a la Mujer, Echalecu reitera sus tesis y comenta con orgullo que sus investigaciones habían llegado a conocimiento del genetista danés Tage Kemp.

Recordemos aquí que Kemp era el autor de Prostitution: Kemp mantuvo siempre una actitud de calculada ambigüedad frente a la política racial nacionalsocialista y, de hecho, intercedió tras la guerra mundial por el Dr. La postguerra hizo aflorar con virulencia las tensiones y contradicciones que el fenómeno de la prostitución planteaba a las autoridades franquistas. Edición reservada y destinada exclusivamente a las autoridades pone de manifiesto estas contradicciones con singular claridad.

En principio reconoce el Patronato que la mayor parte de sus informantes identifican entre las causas del aumento de la prostitución: Sin embargo, los autores del informe debían ser plenamente conscientes de que estas duras conclusiones suponían un alegato implícito contra el discurso oficial acerca de la armoniosa y cristiana España de Franco, por lo que decidieron dejar abierta la otra interpretación que manejaba el régimen:.

Hay miles de jóvenes y mujeres que incluso pasan hambre sin llegar a caer en el lodazal de su perdición, y hay, en cambio, muchachas de buena posición Se trataba de un problema psicológico y de pedagogía moral. Se trataba de una cuestión de higiene mental. Y por tanto había que recurrir a los especialistas del ramo. El régimen franquista contó siempre con profesionales de la psicología dispuestos a proporcionar una cobertura científica para sus intervenciones político-sociales.

En la política penitenciaria la inspiración psicopatológica estuvo siempre presente Huertas, , El Decreto de 6 de noviembre de BOE XI establecía como fines de estos establecimientos los "de reforma y de regeneración moral y física de las reclusas" p.

Dado que el supuesto objetivo de las prisiones especiales era la regeneración moral, resultaba sumamente conveniente contar con datos científicos que avalaran la anormalidad psicológica de las internas, que haría necesaria la intervención.

Este aval científico lo proporcionaron tres especialistas: Cada uno de ellos estaba situado en un puesto clave: El círculo se cerraba. Por supuesto, la idea de la prostituta como psicópata congénita no era nueva. La prostituta e la donna normale y en los trabajos de los especialistas alemanes como Strauss, Gaupp, Grühle o Bonhoeffer, que fueron, sobre todo hasta la derrota alemana en la guerra, el marco conceptual prioritario de Vallejo y sus colaboradores.

La novedad en España no era el tema, sino la posibilidad de realizar los estudios y aplicar las conclusiones biopsicológicas en el marco de un Estado totalitario, en el que se trataba de desarrollar y cultivar lo que Echalecu llamaba la "psicología criminal totalitaria" Echalecu, b. El trabajo de Vallejo, Martínez y Echalecu puede entenderse como un ejemplo de la Biopsicología puesta al servicio de un proyecto de Biopolítica Foucault, en el marco de un estado totalitario.

Entendemos en nuestro contexto el concepto de Biopolítica como el gobierno de las personas consideradas como población, esto es, entendiéndolas a partir de los procesos vitales que las conforman, esto es, natalidad, mortalidad, fecundidad, salud mental, morbilidad, sexualidad, etc.

Estas medidas podrían ir desde el simple control hasta la estigmatización, reclusión o el exterminio, como solución final.

Se trataría de maximizar el poder estatal, controlando los procesos biológicos de alcance colectivo, al tiempo que se disciplinaban las conductas individuales.

Para el primer franquismo, la prostitución era un mal inevitable que debía ser mantenido bajo control. Fue precisamente el peligro que se atisbó en la postguerra de perder el control del fenómeno lo que impulsó las medidas represivas y el reforzamiento de la "demonización" de la prostituta.

Una vez demonizada científicamente como psicópata por los especialistas en salud mental, las instituciones podían ejercer el poder sobre la prostituta de forma indiscriminada, o mirar para otro lado, cuando conviniera, en aras de los valores superiores: El aumento de la natalidad y la preservación de la salud racial eran cruciales para esa regeneración.

Sin embargo, la proliferación descontrolada de la prostitución ponía en peligro estos objetivos, por la dispersión de la actividad sexual masculina y la extensión de las enfermedades de transmisión sexual, singularmente la sífilis. Había que tomar medidas de protección social contra los que la biopolítica nazi llamó "gemeinschaftsfremd", personas consideradas como asocíales y a las que se consideraba ajenas a la comunidad por su conducta desviada.

Y para segregarlas las bautizó: El Instituto de medicina social. Gabriel López del Horno. Penetración y difusión de la eugenesia en España. Estudio sobre la difusión de las ideas científicas y médicas en España pp. La psicología en los campos de concentración de Franco. Psychology in Franco's concentration camps. Psychology in Spain, 1 1 , La psicología criminal en la policía de Franco. Psicothema, 25 1 , Illicit prostitution in s Spain. International Journal of Iberian Studies, 13 3 , La mala vida en Barcelona: Bernaldo de Quirós, C.

Actas Luso Españolas de Neurología y Psiquiatría, 4, Entre y estudió a casi 1. Martínez era miembro del cuerpo médico de prisiones. Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra, 9, Se trata de tres mujeres acusadas de simpatizar con la causa republicana: Biopsicología de la prostitución. La visión biotipológica de la personalidad, propuesta por Kretschmer en su obra de Körperbau und Charakter:

sexo con prostituta mujeres caidas prostitutas legales y clandestinas en el franquismo says:

In it something is. Clearly, thanks for the help in this question.